martes, 20 de agosto de 2013

Mi vida iba tan bien y tranquila, solo pasaban los días y noches , sin pensar en nada o de una manera automática sin tener en cuenta que podría pasar mañana. Pero apareciste y diste vuelta mi cabeza, me hiciste feliz, recordar bonitas cosas, lo que me gustaba y todo lo encontré en ti. Fue algo muy violento para mi pacifica forma de vivir, ahora me siento confundido y desorientado, no puedo pasar mucho tiempo en pensar que haré mañana para  ver tu cara sonreír.
Es en lo único que pienso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario